LAS AVENTURAS DE GEISHAR


Hoy os traigo una entrada bastante inusual, los que seguís el blog posiblemente sabréis que suelo escribir poemas o prosa poética, pero hace unos días decidí poner en marchar una iniciativa en mis redes sociales que consistía en continuar una historia en la que únicamente fui artífice del inicio; el objetivo era conseguir distraer a los peques…aunque he conseguido distraer también a los mayores…jajaj, también se trataba de que tanto unos como los otros dejasen volar la imaginación sin ningún tipo de barrera ni limite…pues cuando la máquina de la imaginación se pone en marcha el limite únicamente lo marcamos nosotros.

Sin mas preámbulo os dejo aquí el resultado de esta aventura en redes, espero que os guste, podrá tener una estructura ilógica, quizás inconexa o repetitiva…pero el objetivo era colaborar, contribuir…en definitiva sumar.Me despido no sin antes lanzar un sonoro GRACIAS, a toda la gente que ha colaborado en esta locura.

“Aquellos que dejan de imaginar el mundo y se dedican únicamente a vivirlo tal cual es, recorrerán el sendero de la vida sin disfrutar de la verdadera felicidad”

 

LAS AVENTURAS DE GEISHAR.

Hola Manuel; me llamo Geishar, siento haberte molestado, pero necesito que me escuches, no tengas miedo, soy un habitante de un país muy lejano, he venido a buscarte pues necesito de tu ayuda para poder salvarlo…”

Manuel no pestañeaba y se pellizcó varias veces para ver si aquel ser era real. Pasados unos segundos, tras ser ya consciente de que era verdad lo que estaba viendo, su cabeza empezó a funcionar muy rápido pues le asaltaron miles de preguntas y una enorme curiosidad creció en él. Poco a poco empezó a soltarse y pudo empezar a preguntar “¿Qué está pasando en tu país?” a lo que Geishar contestó, “Pues estamos un poco preocupados pues hay unos bichitos que no nos están dejando salir a la calle, ni jugar, ni ir al cole con los amigos, ni estar con las personas que queremos o divertirnos con nuestros papis jugando al aire libre”.
“¿Y cómo ha pasado eso?” preguntó Manuel sorprendido. “No lo sabemos con certeza, pero creemos que no hemos cuidado demasiado bien nuestro país y por unas cosas u otras la naturaleza nos ha puesto este bichito para dar un stop al mundo” explicó el pequeño ser a Manuel. “¿Y cómo puedo ayudarte?” preguntó este pensando que él sólo era un niño.
Geishar, tras pensar un momento le dijo a Manuel, “Me gustaría que me ayudases a investigar cómo podemos deshacernos de este bichito y poder volver a estar con nuestras familias y amiguitos, felices como estábamos y siendo más conscientes de lo importante que es eso. Además, necesito que me des ideas para que todos los seres de mi país se queden en casa para ayudar a combatir este problema”.
Manuel se quedó muy pensativo, e imaginó que por un momento si le pasara a él y se sintió triste y muy solidario con Geishar por lo que inmediatamente accedió a ayudarle a crear un plan para que todos los habitantes de su país pudieran ayudar a mejorar sus vidas y acabar con los bichitos y así ser felices para siempre. Geishar se puso muy contento pues su nuevo amigo Manuel había aceptado ayudarle a salvar su país y a iniciar aquella aventura a su lado para que pudieran volver a ser felices para SIEMPRE!

El pequeño Geishar, loco de contento, le dijo a Manuel que se vistiera para comenzar cuanto antes el viaje. Manuel dejó una nota a sus padres y les informo de todo por si no regresaba antes de que sonase el despertador. Tenía 12 h antes de que su madre abriese la puerta de su habitación. Mientras salían de su casa, Manuel miraba a Geishar y se preguntaba si todos los habitantes de su país serían como el. Tenía la piel del color de los flases de lima-limón que compraba en el quiosco. Sus ojos grandes, rasgados y azules. Sus piernas, aunque eran pequeñas se movían con gran agilidad y rapidez. Su pelo negro, ondulado y largo, escondía una diminuta trenza con una bolita en su extremo. -¡¡ Ya casi hemos llegado a la puerta! Dijo Geishar. Manuel miraba y miraba, pero no lograba ver ninguna puerta, solo veía los columpios del parque. Entonces, Geishar se paro dentro del cajón de arena donde meten a los más pequeños del parque. – Manuel, ven aquí, ponte a mi lado y dame la mano. Manuel hizo lo que su nuevo amigo le pedía y rápidamente preguntó – Geishar, ¿Como se llama tu país? – Mi país se llama “SACHEKA” Entonces toco la bolita de su trenza, esta se iluminó y desaparecieron ambos en la arena.

Manuel se frotó los ojos un par de veces para saber si estaba soñando, pero no, era todo muy real!!!!
Entonces Manuel le dijo: no te preocupes Geishar yo te ayudaré a volver a tu casa, ¿que puedo hacer? Le agarró de la mano y le dijo muchas gracias Manuel con tu ayuda conseguiré salvar a mi pueblo. Pero… ¿Que le pasa a tu pueblo Geishar? Vivo en un pueblito pequeño de China donde un rico muy malvado y egoísta tiene a mi pueblo en cautiverio, ya que mi pueblo es rico en un mineral y los esclaviza para conseguir más y más. Manuel le dijo Geishar y ¿cómo podremos conseguir que se vaya ese tirano? Tienes que ayudarme a conseguir fotos y llevárselas al rey…. Geishar apretó la mano de Manuel y de repente allí estaban…. Manuel y Geishar sacaron fotos de como esclavizaban a todos sus familiares y amigos.
Manuel llevó al rey todas las pruebas que había conseguido y el rey mandó a su guardia a detener al tirano. El rey le dio un trozo de mineral como agradecimiento por su ayuda.
Geishar le dio las gracia a Manuel y se abrazó muy fuerte a él, cuando abrió los ojos Manuel estaba en su habitación y se sintió un poco triste de no volver a ver a Geishar.
A la mañana siguiente Manuel vio una nota de Geishar debajo de su cama la cual ponía… Manuel nos volveremos a ver muy pronto sólo cierra tus ojos y piensa en mí y volveremos a vivir otra aventura.
Manuel se puso muy contento y con ganas de que llegara la hora de ir a la cama y mirar debajo de ella para volver a encontrarse con su amigo.

Manuel le preguntó…¿Por qué yo?, porque tienes un corazón muy puro y noble.
Miraron los dos hacia la ventana y allí vieron un cuervo posado en la ventana. El cuervo grazno y abrió un portal a un lugar desierto.
Geishar le explicó que antes eso era un bosque hermoso. Cuando avanzaban caminando se encontraron al cadejo blanco y al cadejo negro, esos lobos se estaban enfrentando con distintas criaturas por alimentos.
Manuel y Geishar vieron como el cielo se cubría de rojo y vieron un camino el cual llegaba a su pueblo. Antes de poder llegar a casa de Geishar vieron una gran grieta en el suelo de la cual salió el demonio de los 7 ojos, el cuál estaba atormentado a su pueblo.
Geishar le explicó a Manuel que tenía que ayudarle a conseguir el cristal que derrotaba a cualquier demonio.
Manuel tenía mucho miedo, pero suspiro y se armo de valor para ayudar a su amigo.
Buscaron la casa de un anciano muy sabio el cuál tenía el cristal. Entraron y el anciano les preguntó que hacían allí… Le dijeron que necesitaban el cristal para derrotar al demonio de 7 ojos, el anciano accedió y les dio el cristal.
Cuando salieron a buscar al demonio, el demonio les esperaba y empujó a Manuel… El demonio iba a aplastar a Manuel y de repente este se despertó de su pesadilla y encontró un trozo de cristal dentro del cuál estaba un ojo del demonio.
Manuel se alegro porque pensó que lo habían derrotado…. Bueno o eso PENSABA………

 

 

Acerca de nani

un loco que sigue soñando...y viceversa...
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s